Noticias

El primer ministro de Francia visita Israel para relanzar el proceso de paz

Aurora Digital - Israel 2016-05-11
El primer ministro de Francia, Manuel Valls, visitará Israel y la Autoridad Palestina (AP) este mes en un intento de relanzar el proceso de paz tras el peor rebrote de violencia en la Franja de Gaza, en los últimos dos años.

Su visita, que tendrá lugar entre el 21y 24 de mayo, se produce en tanto que París busca promover un acuerdo de paz basado en la solución de dos estados.

La visita está concebida como una preparación para la reunión del 30 de mayo que Francia está organizando con ministros de veinte países, para tratar de relanzar el proceso de paz entre Israel y los palestinos.

Para la reunión del 30 de mayo, no han sido invitados los representantes de Israel y la AP. Sin embargo, la diputada opositora Tzipi Livni (Campo Sionista), ha señalado que los palestinos estarán representados de hecho por los ministros árabes; en cambio, Israel será la parte verdaderamente excluida.

La reunión propuesta ha sido recibida eufóricamente por los palestinos, que han suspendido la presentación de una resolución en la ONU que condena los asentamientos israelíes, para concentrarse en la iniciativa francesa.

Sin embargo, Israel ha sostenido consistentemente que la paz sólo puede lograrse a través de negociaciones directas entre las dos partes, y no en los foros internacionales.

El canciller francés, Marc Ayrault, manifestó que el objetivo de la reunión es preparar una cumbre internacional para la segunda mitad de 2016, que incluiría a los líderes israelíes y palestinos.
Valls se reunirá con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, el 23 de mayo.

Llegará a Israel el día anterior y tiene previsto reunirse también con el presidente, Reuven Rivlin, el ex primer ministro Shimon Peres y el líder de la oposición, Isaac Herzog.

El 24 de mayo tiene programado viajar a Ramallah, donde se encontrará con el primer ministro palestino Rami Hamdallah.

El viaje a Israel también será una oportunidad para que Valls suavice una disputa sobre una reciente resolución de la UNESCO contra Israel, apoyada por Francia.

Netanyahu criticó duramente la "absurda" resolución que condena "las agresiones israelíes y medidas ilegales contra la libertad de culto y el acceso de los musulmanes a su Sitio Sagrado de la Mezquita de Al Aqsa / Haram Al Sharif", sin mencionar nombre judío del sitio del Monte del Templo.

Netanyahu, en respuesta a la resolución, invitó al personal de la ONU en Israel a un seminario sobre historia judía, que el primer ministro dijo que iba ofrecer personalmente.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, expresó a un grupo judío que no apoya el texto que Francia votó, añadiendo que esa decisión "no debería haber sido adoptada" y que la resolución que fue aprobada "no fue escrita como debería haber sido", según el diario Le Figaro.