Noticias

La comunidad judía cubana celebra el inicio de las relaciones con los EE.UU.

Iton Gadol -Argentina 2015-07-20
El vicepresidente de la comunidad judía en Cuba, David Prinstein, comentó en diálogo con la Agencia Judía de Noticias que se trata de “un momento inédito en la historia de ambos países. La relación y restablecimiento va a ser beneficioso tanto para Cuba como para Estados unidos y agregó que también podría resultar beneficioso para el “desarrollo económico de la comunidad judía cubana. Este nuevo vínculo puede significar el reencuentro de muchas familias cubanas judías que se exiliaron en Estados unidos.

Los gobiernos de Cuba y Estados unidos finalmente pusieron fecha (este lunes) para la reapertura oficial de las sedes diplomáticas en sus respectivos países con la visita del canciller cubano Bruno Rodríguez a Washington.

El presidente de los Estados unidos Barack Obama y su par cubano, Raúl Castro, anunciaron el restablecimiento de las relaciones diplomáticas hace siete meses y finalmente este lunes abrirán las embajadas nuevamente.

“Creo que los cambios se van a dar más lento de lo que las personas pueden imaginar. Evidentemente la comunidad se va a tener que ir preparando para cambios para un poder económico que satisfaga las necesidades sociales de la población y creo que Cuba está trabajando en sentido general de una manera muy cautelosa para que también el beneficio se vea de una manera social y colectiva como siempre se ha vivido hasta ahora, explicó Prinstein y resaltó que la relación con los judíos de Estados unidos “ha sido buena, ya que gracias al financiamiento de programas del Joint se pudo restaurar el templo Beit Shalom, “que es la sinagoga insignia de la comunidad hebrea de Cuba.

Prinstein además espera “que haya un mayor nivel de intercambio y una “verdadera intención de ayudar y trabajar unidos por un desarrollo económico. Y rescató que ambos países tuvieron “una posición hasta ahora clara y abierta.

Este nuevo vínculo que se reabre tras décadas de frivolidad diplomática también significa el reencuentro de muchas familias cubanas judías que se exiliaron en los Estados unidos con sus familiares que aún están en la isla.

“Es posible que familias se puedan reencontrar tanto de un lado como del otro. Como parte de la comunidad hay optimismo que las cosas puedan mejorar, las personas tengan mayor posibilidad de poder ir a visitar familiares o a intercambios culturales o a intercambios desde el punto de vista religioso, que muchas veces se nos dificulta, aseguró por último David Prinstein.