Noticias

El Acuerdo nuclear con Irán para Dummies

Caracol Radio - Blogs 2015-00-01
MARCOS PECKEL+

¿Por qué la negociación?

Desde hace más de una década se sospecha que el programa nuclear iraní está encaminado a la construcción de bombas atómicas, lo que Irán ha desmentido una y otra vez. La negociación ha tenido como objetivo asegurar que el programa nuclear sea pacífico a cambio de lo cual Irán aspira a que sean levantadas las severas sanciones que le ha impuesto la comunidad internacional por su programa nuclear.

¿Quiénes negocian?
Por un lado La República Islámica de Irán y por el otro el P5+1 compuesto por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania.

¿Por qué se sospecha de Irán?

Irán es signatario del Tratado de no Proliferación Nuclear “TNP- Sin embargo, en innumerables ocasiones Irán ha incumplido sus obligaciones vis a vis el TNP en la medida que no ha permitido la libre inspección de sus plantas nucleares por parte de la Agencia Internacional de Energía Atómica “AIEA-. Adicionalmente en el año 2009 se descubrió una planta secreta subterránea de enriquecimiento de Uranio en Fordo con decenas de centrifugadoras, sobre la cual Irán no había informado a la AIEA. De igual manera Irán no permitió la inspección de la base militar de Parchin en la cual se sospechaba que se estaban llevando a cabo ensayos avanzados de explosiones atómicas. Los continuos incumplimientos y engaños de Irán llevaron a la Comunidad Internacional a imponerle las sanciones.

¿Qué son las sanciones que la Comunidad internacional le ha impuesto a Irán?

Es un complejo régimen compuesto de tres grupos de sanciones. El Consejo de Seguridad de la ONU ha impuesto en cuatro ocasiones sanciones a Irán por el programa nuclear. Estas consisten entre otras, en un embargo a la venta de armas, aislar a Irán del sistema financiero mundial, limitaciones a las venta a Irán de equipos y tecnología sofisticada y restricciones en la comercialización del petróleo iraní.

Están además las sanciones que han impuesto la Unión Europea y Estados Unidos, que prácticamente prohíbe cualquier transacción con Irán. Entre 100 y 150 mil millones de dólares pertenecientes a Irán están congelados en cuentas bancarias en occidente.

¿Por qué el acuerdo genera preocupación en los países árabes del golfo?

En los últimos años, Irán ha intervenido intensamente en los conflictos que se desarrollan en el mundo árabe apoyando a organizaciones armadas shiitas, fomentando así la guerra fratricida entre sunitas y shiitas que tiene sus principales escenarios en Líbano, Siria, Irak, Bahréin y Yemen. La milicia shiita libanesa Hezbollah, testaferro de Irán y considerada terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos, está involucrada activamente en la defensa del régimen de Bashar al Assad en Siria, mientras que milicias shiitas iraquíes apoyadas por Irán han sido los puntales de la guerra contra la minoría sunita, razón por la cual surgió en Irak Al Qaeda, convertido posteriormente en ISIS. En Yemen, Irán arma a las milicias shiitas Houtties que derrocaron al régimen de Al- Abadi. El Medio Oriente es presa de un conflicto regional entre Irán y los países árabes sunitas que ven con alarma el acuerdo firmado, pues le permitirá a Irán acceder a grandes recursos para continuar su injerencia en la región. Los países árabes no confían en que Irán cumpla el acuerdo y no construya en el futuro armas atómicas

¿Por qué el acuerdo ha sido denunciado por Israel?

En repetidas ocasiones los líderes de la República Islámica, incluido su líder supremo el Ayatola Ali Kamenei, han declarado su intención de destruir a Israel. Esta retórica tuvo su punto máximo durante la presidencia de Mahmud Ahmadinejad quien además se dedicó en cuanto escenario tuvo a negar el Holocausto. Aunque la retórica ha disminuido en la presidencia de Rouhani, no ha desaparecido del discurso oficial de altos funcionarios iraníes. Irán apoya a grupos como Hezbollah, Hamas y la Yihad Islámica, comprometidos con la destrucción del Estado Judío. Para Israel cualquier acuerdo que le permita a Irán mantener su programa nuclear es visto como una amenaza existencial. Las malas relaciones existentes entre Netanyahu y Obama son también motivo para que Israel rechace un acuerdo que ha catalogado como “error histórico.

¿Qué se acordó?

Los temas más álgidos de la negociación se centran en el número de centrifugas que Irán puede operar, el nivel de enriquecimiento de Uranio en su poder y la inspección de las plantas nucleares e instalaciones militares. El Uranio se enriquece con las centrifugas para separar el isótopo 235 del isótopo 238. El primero apenas un mínimo porcentaje del uranio natural es el utilizado para la fabricación de bombas atómicas.

El acuerdo obliga a Irán a eliminar dos terceras partes de sus actuales centrifugas, congelar por diez años la investigación científica orientada a la construcción de centrifugas avanzadas, enviar al exterior el uranio enriquecido actualmente en su poder y permitir la inspección de plantas nucleares e instalaciones militares. Sin embargo la inspección debe ser acordada por las partes y no en cualquier momento, a cualquier lugar e ilimitado, como algunos exigían. El embargo de armas se mantiene por 5 años y de tecnología avanzada de misiles por 8 años. El reactor de agua pesada en Arak, que produce plutonio, otro camino para llegar a La Bomba, deberá cesar su operación mientras que habrá control permanente de las minas de uranio iraníes y el transporte del mineral de las mismas.

Irán se compromete además a implementar el Protocolo Adicional al TNP, el que lo obliga a permitir mayor acceso a la vigilancia de sus instalaciones nucleares y militares. Este ítem es crítico para cuando se cumplan los diez años de vigencia del acuerdo firmado con el p5+1.

Estados Unidos y las potencias se comprometen a un desmantelamiento gradual de las sanciones pero en caso que se compruebe que Irán ha violado los términos del acuerdo, estas serán automáticamente reimpuestas por el Consejo de Seguridad.

¿Cuál es el rol del congreso de Estado Unidos?

El presidente Obama aceptó que el acuerdo sea estudiado por el Congreso en un plazo de 60 días si este se firmaba después del 1° de Julio -30 días si se firmaba antes- El congreso va a estudiar el acuerdo y podría rechazarlo. Obama ya advirtió en su discurso anunciando el éxito de las negociaciones que vetará cualquier decisión negativa del Congreso. En ese caso el Congreso podría impugnar el veto para lo cual se requieren dos terceras partes de los votos, algo improbable. En caso de que Estados Unidos por acción de Congreso reniegue del acuerdo, se le generaría un conflicto con sus aliados de la negociación que simplemente cumplirían con lo acordado aislando a Washington en su política frente a Irán.

¿Posibles consecuencias del acuerdo?

Sin duda Irán es el gran ganador del acuerdo. Le permite mantener su programa nuclear, salir del aislamiento, mejorar sus relaciones comerciales y políticas con occidente y reconstruir su economía deprimida por las sanciones. Irán queda fortalecido frente a sus rivales del golfo y reconocida como potencia regional.

Incierta es la reacción que puedan tener Israel y los países árabes frente al acuerdo. Una carrera armamentista nuclear en que Arabia Saudita, Turquía y Egipto pretendan obtener armas atómicas es una posibilidad, remota quizás pero no descartable. Un ataque militar por parte de Israel a las instalaciones nucleares iraníes es poco probable, pero tampoco es descartable.

El acuerdo podría promover un acercamiento entre Irán y los países del golfo, especialmente Arabia Saudita, para lo cual Teherán tendría que jugar un papel positivo en la solución de los muchos conflictos regionales, tomando en consideración las preocupaciones del mundo árabe sunita.

El escenario de una distención de las relaciones entre Teherán y Washington por primera vez desde la revolución islámica podría también ocurrir. En este caso Estados Unidos debe hacer un complejo equilibrismo entre mejorar sus relaciones con Irán y mantener sus alianzas regionales actuales con Israel y el mundo árabe.

El medio oriente entra en una nueva era donde como ha sido tradicional desde tiempos inmemoriales lo único seguro es la incertidumbre.