Noticias

El Estado Islámico amenaza con derrocar el régimen de Hamas en Gaza

El Mundo - España 2015-07-02
SAL EMERGUI*

Hasta hoy, la amenaza del Estado Islámico (IS, en sus siglas en inglés) se alzaba sobre el régimen islamista de Hamas en la Franja de Gaza sólo a través de grupúsculos salafistas que se declaran simpatizantes del movimiento de Abu Bakr al-Baghdadi.

Ahora, el órdago es directo. En un mensaje en vídeo de un terrorista encapuchado destinado a los "tiranos de Hamas", IS denuncia que el grupo integrista palestino no está suficientemente comprometido en aplicar la ley religiosa islámica en Gaza.

"La leyes de la sharia serán implementadas en Gaza a pesar de vosotros. Juramos que lo que está pasando hoy en el Levante y en particular en el campo de Yarmuk (refugiados palestinos en Siria) ocurrirá en Gaza", advierte en uno de los primeros mensajes explícito de advertencia enviados por IS a Hamas.

Y de paso amenaza a Israel y al principal rival interno de Hamas: "Arrancaremos de raíz el Estado de los judíos. Vosotros y Al Fatah y todos los laicos no sois nadie y seréis barridos por nuestras enfurecidas multitudes".

Hamas controla con mano de hierro la franja palestina desde que en junio de 2007 expulsara por la fuerza a los efectivos de seguridad fieles a Al Fatah liderado por el presidente Abu Mazen. Un año antes, Hamas había ganado en las últimas elecciones realizadas en Cisjordania y Gaza.

Ocho años después, el control de Hamas sigue intacto en una zona seriamente dañada por la última masiva guerra con Israel el pasado verano. En las últimas semanas, se han multiplicado las informaciones sobre intensos contactos indirectos entre Hamas e Israel para una tregua de diez años a cambio por ejemplo de la construcción de un puerto en Gaza.

La amenaza de IS coincide con la distribución de folletos teóricamente firmados por militantes suyos en los que prometen "masacrar" a los cristianos árabes si no abandonan Jerusalén antes de finalizar el Ramadán. La Policía israelí investiga estos panfletos, según 'Jerusalem Post'.

La alargada e inquietante sombra de IS convierte este grupo extremista en enemigo común de dos acérrimos enemigos, Israel y Hamas. Cuando en la derecha israelí piden derrocar el régimen de Hamas en Gaza tras cada lanzamiento de proyectiles contra el sur de Israel, varios analistas locales recuerdan que la alternativa es peor: una zona paupérrima de 1.8 millones de habitantes dominada por el caos y la presencia de IS.

'Garantizar la tregua'

De momento, IS no tiene la infraestructura suficiente para desafiar y tumbar el poder de Hamas en Gaza. "Hoy en día Hamas no tiene ningún rival de consideración en Gaza que pueda poner en peligro su control", dice a EL MUNDO.ES un importante oficial de la Inteligencia israelí. Según el, Hamas aún tiene la capacidad y autoridad "para garantizar la tregua".

Una calma rota en las últimas semanas por los proyectiles disparados por grupúsculos salafistas. Es su represalia a las redadas de las fuerzas de seguridad de Hamas efectuadas tras varias explosiones en la franja. Advierten al Gobierno Hamas que si no liberan a los suyos, seguirán atacando a Israel para romper definitivamente la tregua.

Los salafistas critican a Hamas por dos grandes motivos: se oponen a la tregua con Israel y consideran que no hacen lo suficiente para aplicar la sharia en Gaza.

IS tampoco perdona el hecho que Hamas pese a ser un grupo suní ha recibido en los últimos años el apoyo económico y militar del eje chií formado por Hizbulá e Irán. Además hasta el estallido de la guerra civil siria, Hamas tenía su sede central en Damasco bajo el generoso paraguas del presidente Bashar Asad. Toda una traición para IS.

En una conferencia sobre seguridad celebrada en Tel Aviv, el ministro israelí de Inteligencia, Israel Katz reconoce que IS desafía a Hamas en Gaza pero añade: "Tienen en común la causa contra los judíos, dentro y fuera de Israel".

"Hamas y grupos afiliados a IS cooperan en el Sinaí en el contrabando de armas y ataques terroristas. Es algo que los egipcios y los saudíes lo saben", añade.

Hoy en día, Jordania, Egipto e Israel cooperan en materia de seguridad frente a los avances de IS.

El ministro israelí de Defensa, Moshé Yaalon, afirma que la ayuda humanitaria-sanitaria de su país a grupos rebeldes moderados sirios se realiza bajo dos premisas: que no permitan la llegada de terroristas yihadistas a la frontera de Israel y que no ataquen a los drusos en Siria.