Noticias

Fuerte advertencia del Congreso Judío Latinoamericano responsabiliza a los gobiernos de la región por las olas de antisemitismo

Iton Gadol - Argentina 2014-08-06
El Congreso Judío Latinoamericano envió hoy una fuerte advertencia a los gobiernos de la región y criticó las políticas y accionar de algunos de ellos ante el conflicto entre Israel y la Franja de Gaza. En diálogo con la Agencia Judía de Noticias, su secretario general, Saúl Gilvich, expresó: "Son sus políticas las que está generando fuerte olas de antisemitismo en los países de Latinoamérica, en los cuales, sin lugar a dudas, los políticos que las generan son los responsables y serán los responsables de los resultados de este presente antisemitismo. Yo creo que es un error histórico y reparable en el tiempo".

El dirigente del CJL se refirió a las condenas a Israel por su accionar contra el grupo terrorista Hamas en el enclave, que se escucharon de boca de varios funcionarios latinos durante las últimas semanas, y del llamado a consulta de algunos embajadores en Israel ante la labor de la Operación Margen Protector, entre los que se encuentran El Salvador, Perú y Chile.

"Cuando se atacó la Embajada de Israel fue contra el Estado de Israel, cuando fue contra la AMIA fue un ataque contra los judíos, lamentablemente hubo que esperar a que volaran las Torres Gemelas para que el terrorismo fuese un problema global. Volvemos a olvidar que el terrorismo, y los que lo apoyan y financian, son un problema para la civilización occidental porque su idea no es solo matar judíos sino que es muerte a todos los infieles. Creo que los países latinoamericanos, en algunos casos, lo están olvidando", puntualizó.

Gilvich también destacó que la medida tomada con los embajadores latinoamericanos en Israel era un acto "muy grave" y que deberían haber actuado de otra manera. "Si es que piensan que los conflictos tienen que solucionarse en una mesa de negociaciones, tendrían que haber hecho lo suyo para llegar a una negociación y no tomar una medida de ese tipo que lo único que hace, por su asimetría, es darle más coraje y justificar a Hamas, que es un movimiento terrorista", dijo.

Además se refirió a la utilización del término “genocidio por parte de varios de ellos al referirse al operativo israelí en el encalve palestino, especialmente del mandatario venezolano Nicolás Maduro. "Sería importante leer el preámbulo de la Constitución de Hamas, en la que uno de sus primeros artículos llama al exterminio de los judíos y a atacar cualquier lugar donde estén. Genocidio es precisamente eso, la matanza o eliminación expresa de una etnia, raza o pueblo", expresó.

"Es realmente muy doloroso para nosotros que esa palabra, además de banalizarse, se use mal y se acuse a la víctima. El Estado de Israel, independientemente de si ha cometido algún error, no habla en ningún momento del exterminio de un pueblo, ni se le ocurre. Los de Hamas sí lo hacen y nos acusan de genocidas a nosotros", agregó.

Gilvich también puntualizó que "esto supera la realidad" porque muchos de estos gobiernos mantenían relaciones cordiales con Israel. "Con el uso de términos como genocidio, que es algo totalmente inapropiado, se nos presenta un panorama que nos hace acordar a los momentos más tristes de la historia judía. En 1938 nadie previó que iban a querer eliminar al pueblo judío y hoy los cancilleres latinoamericanos no quieren leer la exhortación de Hamas a atacar a los judíos estén donde estén. Nosotros ya tuvimos la experiencia de a qué condujo ese error de apreciación", puntualizó.

Durante el último encuentro de los líderes del MERCOSUR, que se llevó a cabo en Caracas el martes 29 de julio, Maduro propuso que se firmara un documento con fuertes cuestionamientos a Israel en la que se repudiaba la "política criminal de carácter genocida y las acciones guerreristas del gobierno de Israel contra el pueblo palestino" y se llamaba a suspender los tratados de libre comercio con ese país. Sin embargo, la iniciativa fue finalmente modificada y los estados miembro del grupo "condenaron de manera enérgica el uso desproporcionado de la fuerza por parte del ejército israelí en la Franja de Gaza, que afecta mayormente a civiles, incluyendo niños y mujeres". Uno de los que eligió no firmar este documento fue Paraguay y Gilvich aseguró que "fueron firmes a sus principios y no aceptaron presiones soberanas".

Consultado sobre su mensaje a los miembros de las comunidades judías latinoamericanas, el dirigente dijo: "Lo que tenemos que hacer siempre en este caso es limar nuestras pequeñas diferencias y unirnos, estar juntos como comunidad. Tenemos que fortalecer a las comunidades para poder influir en nuestra sociedad y explicar cuál es nuestra situación. Tratar de seguir conviviendo en esta sociedad como lo hemos hecho hasta ahora".

"Yo digo que nosotros no somos parte de la población israelí, no intervenimos políticamente en la elección del gobierno, pero las decisiones que ellos toman nos afectan a todos. De alguna forma somos los recipientes pasivos de una situación, lo cual nos hace ser solidarios porque nos estamos jugando nuestra propia supervivencia como judíos", agregó.

Gilvich destacó que durante años las comunidades judías latinoamericanas han intentado no importar el conflicto de Medio Oriente a sus ciudades, pero que, lamentablemente, esto ha ocurrido. "Hay que hacer todo lo que sea posible, con todo lo que podamos, para no importar el conflicto y para neutralizarlo, que no afecte la convivencia de las sociedades latinoamericanas. Deseo que la tregua se prolongue y que en vez de hablar de destrucción de sociedades podamos hablar de la construcción de países con fronteras seguras, con una paz negociada, con naciones que no nieguen la existencia del otro y así construir lo que nosotros hablamos de Tikún Olam que es la reconstitución de la justicia en el mundo", dijo.

El secretario general también explicó que el CJL sigue trabajando para que los países que no han retirado a sus embajadores no lleguen a esa medida y para seguir tratando de explicar cuál es la realidad del conflicto. "Para nosotros cualquier vida tiene un valor infinito y cualquier muerte injusta es lamentable. Nos duelen todas ellas pero no podemos permitir que le nieguen a Israel el derecho a defenderse después de los miles de misiles recibidos y la construcción de esos túneles para generar muertes, y no de objetivos militares. Yo creo que los gobiernos latinoamericanos deberían mirarlo con lentes un poco más objetivos", destacó.