Noticias

Israel apoya la independencia de los kurdos del norte de Irak

Aurora Digital - Israel 2014-07-04
El primer ministro, Biniamín Netanyahu, se convirtió en el primer mandatario internacional en expresar públicamente su apoyo en favor de la creación de un estado kurdo en el norte de Irak.

“Debemos apoyar la aspiración kurda de independencia. Ellos se lo merecen, manifestó el jefe del Ejecutivo en una disertación pronunciada en el Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de la Universidad de Tel Aviv.

Israel mantiene discretos lazos comerciales, militares y de inteligencia con los kurdos, desde de la década de los sesenta.

Los kurdos constituyen una numerosa minoría, que mantiene una prolongada tensión contra la dominación de sus vecinos - entre ellos los árabes -.

Los kurdos han aprovechado el reciente caos en Irak, y la guerra religiosa entre chiís y sunita para expandir su territorio autónomo en el norte, incluyendo a la ciudad de Kirkuk, asentada sobre enormes reservas de petróleo - que pueden contribuir a que el sueño de un estado independiente sea económicamente viable -.
Los kurdos iraquíes, un grupo étnico indoeuropeo, mayoritariamente secular que vive en las montañas del Kurdistán, repartida entre Siria, Turquía, Irán e Irak, han dudado en declarar la independencia completa por temor a la respuesta de los países vecinos.

Los kurdos son mayoritariamente suníes; aunque una significativa minoría sigue la tradición regional del yazidismo. La población total de esta minoría se calcula entre 30 y 38 millones de personas.

Netanyahu apuntó además que la actual situación constituye una oportunidad para la creciente cooperación regional, y que Israel debe apoyar los esfuerzos internacionales para fortalecer a Jordania.

El primer ministro se refería al avance del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, por sus siglas en inglés), una organización insurgente sunita extremista que ha llegado a las puertas de Bagdad y también a la frontera jordana, amenazando con derrocar al régimen hachemita.

El primer ministro expresó sobre el conflicto israelí-palestino, que Israel debe mantener el control militar del río Jordán, y que la evacuación de las fuerzas israelíes de Judea y Samaria (Cisjordania) conducirá al colapso de la Autoridad Palestina.