Noticias

El presidente electo de Israel criticó a quienes incitan la violencia contra los árabes

Aurora Digital - Israel 2014-07-04
Una delegación de políticos y figuras públicas de Israel llegaron ayer a Talmon para honrar a Bat-Galim y Ofir Shaer, padres de Gil-Ad Shaer, uno de los tres adolescentes judíos israelíes que fueron secuestrados y asesinados en Cisjordania hace tres semanas, informó el medio israelí Ynet News.

El presidente electo de Israel, Reuven Rivlin, quien se encontró entre quienes visitaron a la familia, criticó los pedidos de venganza hechos en los últimos días contra palestinos y árabes. Además pidió que quienes se ven horrorizados por los pedidos de violencia alcen su voz. "No es suficiente molestarse, hay que decir basta", destacó.

"Hay un deterioro en la tragedia actual en Israel. Creo que podríamos perder el control y deberíamos volver a nuestros sentidos. El público de Israel no anheló la Tierra de Israel por 2.000 años porque odiaba a alguien. Amábamos a Israel sin tener que definir nuestro amor por nuestro odio por otro. No debemos degenerarnos en un conflicto entre tribus. Somos un Estado", destacó.

Cuando se le preguntó sobre asesinato de Mohammad Abu Khdeir, un palestino de 16 años de Jerusalem, Rivlin destacó que todavía no está claro si el crimen es nacionalista pero agregó: "Asesinar es asesinar, sin importar si el asesino es judío o musulmán y la víctima es judía o árabe. Estas cosas necesitan ser dichas claramente en una sociedad organizada. Gritos como ˜muerte a los árabes™ por ser árabes me sorprendieron no menos que los gritos ˜muerte a los judíos™ que sorprendieron a nuestros ancestros", dijo.

Otros líderes políticos que entregaron sus condolencias a la familia fueron el ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman; el parlamentario Erel Margalit, del Partido Laborista; y el ministro de Defensa, Moshe Ya™alon.