Noticias

El Vaticano, Israel y Palestina, siembran un árbol por la paz

Semana - Colombia 2014-06-08
El papa Francisco logró que los presidentes de Israel y Palestina dialogaran y juntos sembrarán un árbol de olivo por la paz.**

El papa Francisco ha logrado romper las diferencias. El máximo líder de la Iglesia Católica trascendió las barreras de su religión y dio muestras fehacientes de su compromiso con la diferencia al tratar de acercar nuevamente a Israel y Palestina.

Francisco se ha involucrado de lleno con la problemática en Medio Oriente. El pasado domingo creó una reunión con el presidente israelí Shimon Peres y el presidente palestino Mahmoud Abbas. Los tres participaron en una jornada de oración en medio de una puesta de sol en los jardines del Vaticano, en la cual hubo espacio para bromas y hasta abrazos.


El papa y los dos mandatarios, junto con miembros de ambas delegaciones, plantaron juntos un árbol de olivo mientras se daban la mano en señal de amistad.

Las plegarias se centraron en la paz, en un sí definitivo para solucionar el conflicto, un sí para los diálogos y las negociaciones y un no para la violencia y la hostilidad. En la reunión hubo lectura del Antiguo y Nuevo Testamento de la Biblia y del Corán, leídos en árabe, hebreo, inglés e italiano.

Este fue el primer encuentro interreligioso celebrado en el Vaticano. El Papa escogió los jardines de la Santa Sede para la reunión, pues no quería imágenes ni ningún elemento que evocara alguna de las religiones. En su fuerte discurso en italiano, Francisco pidió que se respetaran los acuerdos y rechazó los actos de provocación. “Todo esto requiere coraje, se necesita fuerza y tenacidad, dijo.

La invitación al Vaticano fue hecha el mes pasado durante la visita del sumo pontífice a ˜Tierra Santa™. “Fue una invitación por la paz, un valor que buscan todos los humanos sin importar su religión, comentó.

Fue la primera reunión pública entre los dos presidentes en más de un año y se llevó a cabo más de un mes después de que las conversaciones de paz encabezadas por Estados Unidos se derrumbaran en medio de mutuas y amargas recriminaciones.