Noticias

Es momento de resolver conflicto Israel-Palestina, asegura ex canciller español

informador.com.mx 2011-09-18
El ex diplomático recibió un doctorado Honoris Causa en filosofía por la Universidad de Tel Aviv, la mayor universidad judía del mundo

MADRID, ESPAÑA (10/MAR/2011).- El ex ministro español de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos afirmó hoy en Madrid que "ahora, más que nunca, sería el momento de resolver el conflicto israelo-palestino de una vez por todas".

Moratinos instó a aprovechar los "cambios trascendentales" que se están viviendo en el mundo árabe, "entre los vecinos de Israel", y que representan "un desafío y una oportunidad para la paz".

Así lo expresó el ex jefe de la diplomacia española hoy en el acto en el Casino de Madrid en el que la Universidad de Tel Aviv -la mayor universidad judía del mundo- le entregó el título de "doctor honoris causa en Filosofía" en reconocimiento a su contribución al proceso de paz en Oriente Medio.

Miguel Ángel Moratinos dijo que es posible "sacarle el mayor partido" a esos cambios en la región "o convertirlos en la peor amenaza", y añadió que un proceso de paz estancado "podría alimentar el extremismo, a costa de Israel, pero también de sus vecinos".

En este sentido, el ex ministro destacó la necesidad de relanzar el proceso Euromediterráneo -nacido en la ciudad española de Barcelona- y utilizar la Unión por el Mediterráneo como herramienta "para poner en práctica un Plan Marshall para África del Norte y Oriente Medio".

En su discurso ante una nutrida asistencia en el Casino de Madrid, Moratinos destacó su "gran vocación y devoción" por Oriente Próximo y el Mediterráneo e insistió en que "hoy, como ayer, la gran tarea pendiente sigue siendo la superación del conflicto árabe-israelí".

"Tres generaciones de israelíes, palestinos y árabes han vivido, y todavía viven, sin horizonte claro de una solución pacífica. Estoy convencido de que la paz no es ni una utopía ni una ilusión", dijo el ex ministro.

También recordó en su discurso cómo durante el tiempo que ejerció el cargo de jefe de la diplomacia española promovió una reforma legal para penalizar el 'negacionismo' y la justificación del Holocausto.

Y aseguró que con base en su idea de que es necesario "arrojar luz sobre los extraordinarios logros de la sociedad israelí", consideró "imperativo" dar a conocer a Israel en España "en todas sus dimensiones" y con esa idea promovió la creación en España de la Casa Sefarad-Israel, que preside.

Moratinos dijo que está "orgulloso" porque desde su creación, el 18 de diciembre de 2006, esta institución "ha alcanzado a miles de españoles e israelíes".

El ex ministro dijo también que, si llega a ser elegido director general de la FAO, cargo para el que es candidato, espera poder cooperar con la Universidad de Tel Aviv y otras universidades de Israel en el desarrollo de tecnologías destinadas a garantizar en el mundo la seguridad alimentaria y el suministro a medio y largo plazo.

En un discurso previo a la cena de gala, los responsables de la Universidad de Tel Aviv destacaron que el doctorado a Moratinos es un "reconocimiento de su prestigio como uno de los destacados estadistas de Europa" y de su acción para llevar a España "hacia una posición más central en la comunidad internacional".

También, por su contribución al fortalecimiento de los vínculos entre España e Israel, y "por sus esfuerzos resueltos para propiciar la paz en Oriente Medio mientras seguía comprometido con la seguridad nacional de Israel", y por su dedicación a la preservación de la cultura y legado judíos de España y la promoción de la cooperación cultural israelí-española.

Miguel Ángel Moratinos, que cesó como ministro de Exteriores el 21 de octubre pasado tras seis años y medio en el cargo, fue además enviado especial de la UE para Oriente Medio entre 1996 y 2003.

Al acto acudieron, entre otras personalidades, el ministro español de Educación, Ángel Gabilondo; el secretario de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamérica, Juan Antonio Yáñez-Barnuevo; la directora del Instituto Cervantes, Carmen Cafarell, o la ex vicepresidenta primera del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega.

Entre los anfitriones, la directiva de la Universidad de Tel Aviv, el embajador de Israel en España, Raphael Schutz, o el ex ministro de Exteriores de Israel Shlomo Ben Ami.