Noticias

Fallece el escritor colombiano Álvaro Mutis

Excelsior - México 2013-09-23
IUDAD DE MÉXICO, 23 de septiembre.- Se fue el poeta, el navegante, el creador del legendario personaje Maqroll el Gaviero. El colombiano Álvaro Mutis (1923-2013), considerado uno de los mejores escritores iberoamericanos del siglo XX, murió la tarde de ayer a los 90 años de edad de un paro cardiorrespiratorio, informó su esposa Carmen Miracle.

El Premio Cervantes 2001, quien tuvo en México a su segunda patria, donde se estableció desde 1956, pasó sus últimos momentos en el Instituto Nacional de Cardiología de la capital mexicana, donde falleció alrededor de las 16:20 horas. Hoy, sus restos serán velados en la agencia funeraria García López, en San Jerónimo, dijo su esposa.

Todavía días antes de que cumpliera 90 años, el pasado 25 de agosto, el narrador charló vía telefónica con Excélsior, aunque ya estaba triste, pues estaba en cama debido a una caída y, con voz débil y pausada, pero cálida y amable, explicó que no festejaría su cumpleaños. “Cumplir 90 años no tiene nada de especial. Estoy enfermo, estoy en cama, por eso no voy a festejar, comentó.

Sin embargo, se animó al recordar a Maqroll el Gaviero, su emblemático personaje que aparece por primera vez en el poema Oración de Maqroll, incluido en Los elementos del desastre (1953), a quien posteriormente le dedica una saga de siete novelas. “Él cumple 60 años, qué rápido. No lo olvido. Siempre lo tengo presente.

El autor de Ilona llega con la lluvia confesó hace menos de un mes que siempre tuvo con México una relación profunda, especial. “Pero es muy complejo explicarlo así de pronto, agregó. Y aceptó que por el momento no estaba escribiendo ni podía ver a sus amigos, pero le dio gusto que ellos le enviaran felicitaciones.

Amigo de escritores como Gabriel García Márquez, de quien era el primer lector de sus manuscritos, y Elena Poniatowska, Mutis era querido en México, donde escribió la mayor parte de su obra.

Ayer, diversos escritores como Sandra Lorenzano, Héctor de Mauleón, Claudia Guillén, Héctor Orestes y Julio Trujillo lamentaron en la red social twitter la muerte del navegante y le desearon feliz viaje.

“Descanse en paz Álvaro Mutis. Seguiremos leyéndolo, disfrutándolo y amando cada una de sus palabras, dijo Lorenzano. Y De Mauleón apuntó “Qué triste noticia. Murió Álvaro Mutis. Aunque está sobre poblado el mundo, en realidad, se ha ido despoblando.

Por su parte, Rafael Tovar y de Teresa, presidente de Conaculta, dio su pésame a la esposa del ganador de premios como el Príncipe de Asturias de las Letras y el Reina Sofía de Poesía iberoamericana, a sus hijos y “a Gabriel García Márquez, por la muerte de su amigo más entrañable.

Hijo del diplomático colombiano Santiago Mutis y de Carolina Jaramillo, don Álvaro nació en Bogotá. En 1925, a los dos años de edad, debido a la profesión paterna, viajó a Bélgica y realizó sus primeros estudios en Bruselas. Regresaba a Colombia durante las vacaciones y llegaba a la finca cafetalera y cañera de su abuelo materno.

En Bélgica vivió hasta los nueve años. Cuando su padre murió repentinamente, su madre decidió regresar a Colombia. Su fascinación por el mar, los barcos y los viajes tiene origen en esos desplazamientos de Europa a Colombia.

Ya en su tierra natal, se matriculó en la Universidad del Rosario (Bogotá), pero el billar y la poesía pudieron más y no llegó a titularse. Después de ser publirrelacionista de las empresas Esso, Standard Oil, Panamerican y Columbia Pictures, publicó su primer poemario en 1948 y cinco años después lanzó al mundo Los elementos del desastre y a Maqroll el Gaviero.

Tras la demanda judicial de Esso por un supuesto gasto excesivo, el autor de Un bel morir decidió trasladarse a México. En este país hizo varios amigos, como Octavio Paz, Carlos Fuentes, Luis Buñuel y García Márquez. Y hasta fue narrador del doblaje al español de la serie televisiva Los Intocables.

La escritora Elena Poniatowska (1932), quien lo conoció en los años 50 y a lo largo de su vida siguió viéndolo en reuniones y comidas, cuenta que Mutis era el alma de las fiestas. “Era muy alegre, elegante, buen imitador, buen anfitrión y un gran poeta. Era famosa su imitación de Pablo Neruda. Siempre llegaba con García Márquez, su amiguísimo. Era muy guapo y se le enamoraban un titipuchal de mujeres, recuerda.

Julio Ortega, catedrático de la Universidad de Brown, destaca que, desde sus primeros textos, la voz de Mutis fue inconfundible. “Se distingue por su textura sensual y sutil, material y lujosa, antigua y actual, que sólo es posible en una literatura libre de la socialización compulsiva y del mercado como el triunfo de la clase media (Excélsior, 25/08/2013).

Para el crítico literario peruano, la aportación de la narrativa de Mutis a las letras hispanas fue “hacernos creer que la literatura es un territorio privilegiado, donde el conocimiento demanda la capacidad de asombro, el diálogo con una naturaleza primordial, donde el lenguaje es el único instrumento que nos queda para navegar libremente entre lugares sin mapa.

Por su parte, el poeta Hugo Gutiérrez Vega destacó que la importancia de la obra literaria de Mutis es que “describe un mundo perdido, la antigua Colombia de los propietarios rurales, como los de la familia Mutis, así como la creación de personajes emblemáticos como Maqroll el Gaviero.

“Yo diría que es de los principales escritores colombianos de nuestro tiempo y latinoamericanos. Fue además un maestro, Maqroll el Gaviero es uno de los personajes centrales de la poesía latinoamericana contemporánea, añadió.

Los restos mortales del autor de La mansión de Araucaima, La verdadera historia del flautista de Hammelin, La nieve del almirante y La muerte del estratega serán velados hoy a partir de las 10 de mañana en la funeraria García López de San Jerónimo.

El titular del Consejo Nacional para las Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, lamentó el fallecimiento del autor, además de dar el pésame a familiares y al novel de literatura, Gabriel García Márquez, debido a la cercana amistad que mantenían.